close
Mi nombre es Juan, y hace un par de días se me ocurrió una muy buena idea. Mi novia y yo queremos irnos a vivir juntos, peor no tenemos mucha plata, además, somos muy apasionados por el sexo. L a idea que se me ocurrió unía nuestra necesidad y nuestro placer, yo quería organizar una especie de fiesta semanal, donde se cobraría entrada, la fiesta seria en el club de una amigo, que si se lo pido seguro que aceptaría. Lo que pasa es que no es una fiesta común, yo quería hacer una fiesta donde solo haya sexo, quería una súper origia. Y para esto cobraría entrada, y así ganaríamos plata y además dictaríamos.
La misma tarde que se me ocurrió la idea se la comente a mi novia, ella estuvo encantada. A la mañana siguiente le comente lo que quería hacer a mi amigo del club, y el tampoco tubo ningún problema, lo único nos dijo que tuviéramos cuidado porque si lo descubrían podría armarse quilombo con la cana. Lo único que quedaba, pero lo mas difícil, era hacerle llegar a la gente la noticio del club, sin que se enterara nadie mas. Para esto con mi novia les empezamos a decir todo a nuestros amigos, por si querían participar, y ellos le dirían a sus amigos y así seguiría.
Ya estaba todo listo para el primer día de fiesta, fue un viernes. Para nuestra sorpresa, solo fueron 2 personas que desconocíamos. Pero bueno lo prometido es deuda, le cobramos la entrada y entramos al salón del club. El salón lo habíamos decorado con muchas velas, y en el piso había cerca de 15 colchones, cubiertos con sabanas rojas y negras. También había un par de mesas con diferentes cosas para comer y tomas, principalmente bebidas alcohólicas. Solo estábamos nosotros cuatro, entonces empezamos a charlar.
Ellos se llamaban Inés y Jorge, eran esposo y esposa y estaban buscando nuevas experiencias, tenían 2 años de casados, tenían la misma edad que nosotros, aproximadamente 30 años cada uno. Luego de un par de copas, empezamos hacer un lindo juego que ya habíamos pensado. era un juego de prendas, era muy censillo, se tiraba un dado, primero una mujer, luego un varón. El dado más alto le decía la prenda a mas bajo. Como ya han de suponer, prendas exclusivamente sexuales. Luego tiraba la otra mujer y el otro varón, y pasaba lo mismo. Luego alternaban las parejas y según con la misma rutina.
Mi novia, Angélica tenia puesto una pollerita muy corta, una remera con una gran escote, y una muy lindo conjunto de corpiño y bombacha negro, muy provocativo, ella es muy bonita, un poco baja pero con mucho busto y una cola que me vuelve loco. Inés tenia un jeans muy ajustado, que le marcaba su hermosa silueta, junto con una camisa rosa que remarcaban sus enormes bustos. Jorge era un poco mas bajo que yo, 1,75 aproximadamente contra mis 1,85. También era morocho y flaco.
El primero que tiro el dado fui yo, junto con mi señora. Ella gano y como prenda, tuve que darle un masaje en la espalda. Luego tiraron Inés y Jorge, gano jorque, e Inés tubo que tomarse una copa entera de ron. A ella ya se le notaba un poco el efecto del alcohol, ya que se reía muy seguido y se tambaleaba para caminar, pero seguía totalmente consiente. Al cambiar las parejas, le toco perder a mi novia, y por orden de Jorge se tubo que sacar la remera, dejando a la visa ese hermoso sostén, que apenas resistía la presión de esas dos enormes tetas. Como yo le gane a Inés le hice hacer la misma prenda y se saco la camisa, pero ella no llevaba sostén, así que quedaron a la vista un par de tetas todavía mas grandes que la de mi novia. Luego era el turno mío, con Angélica, y como perdí devuelta me tuve que sacar al camisa yo también. Luego, Jorge, que no paraba de ganar le hizo sacar los jeans Inés, que tenia puesta una tanguita que se le metía entre los labios vaginales. Yo no podía disimular me erección, además, Inés tenia todos los pelitos majados, y los pezones bien parados. El pantalón de Jorge, también estaba abultado el estado se su señora, y me mujer, apretaba cada vez con mas fuerza sus piernas, y se le notaban sus hermosos pezoncitos duros. Cuando por fin perdió Jorje contra mi esposa, ella lo obligo a sacarse la remera, y como yo perdí contra Inés y tuve que sacarme los pantalones, me di cuenta rápidamente que todos notaron mi erección, yo tenia puesto un bóxer y mi pene, al que considero normal, sobresalía. Casa vez se notaba mas la excitación que teníamos los cuatro, eso nos llevo a cumplir prendas un poco mas arriesgadas. Yo el gane devuelta a mi esposa, y le obligue a sacarse el corpiño. Pero Jorge fue un poco mas allá y le izo hacer un baile erótico a su esposa mientras le sacaba la tanguita. Yo estaba como loco, mientras Inés revoliaba sus caderas en frente mío, ella se pasaba la mano por su sexo todo mojado y luego se chupaba, eso me volvía loco.
Cuando yo perdí contra Inés, me izo quedar totalmente desnudo, los únicos que quedaban con ropa eran Angélica, que todavía tenia la pollera, y Jorge tenia los pantalones puestos. Otra vez le toco perder a mi novia y se saco la pollerita, se notaba claramente lo muy excitada que estaba, tenia toda la tanguita mojada.
Yo estaba tan excitado que cuando le gane a Inés hice que se siente sobre mi durante una ronda, ella de seguro noto mi paradísima chota contra su culo, lo cual me excitaba aun mas.
Otra vez le toco perder a Inés, esta vez con su marido, quien la obligo a hacerle una paja, ella sin protestar metió s mano dentro de los calzoncillos de su marido y le empezó a hacer una delicada paja, aunque después de un ratito acelero la marcha. Mi novia me gano, y me propuso comerle esas teas que tanto me gustas, para mi mas que un castigo era un premio!.
Luego de un tiempo es esa posición, yo sobandole las tetas a mi señora y chupando sus parados pezones, e Inés haciéndole una tremenda paja a Jorge, le toco el turno de perder a Jorge contra mi señora, entonces este se saco del todo los pantalones, mientras su esposa le seguía echándole mano. Como me tocaba jugar a mi contra Inés, ella soltó la pija de Jorge, el cual siguió haciendo lo suyo solo, Inés saco un 5, yo un 2, entonces, me toco comerle la conchita que tanto deseaba, a mi me fascino la idea, me arrodille al lado de ella, ella se abrió un poco mas de piernas para facilitarme el trabajo, empecé a pasarle mi lengüita por sus labios, después de la iba metiendo poco a poco en la conchita, lo cual le excitaba de sobre manera. Mineras yo seguía jugando con mi lengüita chapándole su excitadísimo clítoris, mi novia perdió contra Jorge quien le dijo que le se tragara todo el semen que estaba por largar. Ella me miro, yo le devolví la mirada, ella nunca había tragado semen con migo, no le gustaba mucho, pero no tenia otra salida, tenia que hacerlo, entones se arrodillo, le bajo los slip empezó a darle besitos en la punta del choto, después se lo introdujo todo en la boca y Jorge se la lleno de su esperma, ella sin decir nada se lo trago todo, ahí nomás pude sentir que Inés también había terminado, teniendo un orgasmo de la puta madre, llenándome la boca de sus sabrosos jugos.
Después de eso nos sentamos otra vez y propusimos otro juego.
En ese momento, Jorge propuso un juego mas que interesante. Un varón se tendría que vendar los ojos, luego solamente con sus manos debía recorrer el cuerpos e alguna de las dos chicas y reconocer cual es. Hicimos un par d intentos, primero me vende loo ojos, di un par de vueltas y apoye mis manos sobre los hombres de una de las chicas, al instante yo ya me di cuenta de que era Inés, porque sus hombros estaban mas altos que los de Angélica, pero igual no dije nada, quería aprovechar la situación. Empecé a tocarle la cara, pero eso no era lo que mi interesaba, así que baje rápidamente asta sus hombros, deslice mis manos por todo sus brazos, después volví a subir y los baje por su pecho asta llegar a sus grandes tetas, en ese momento me certifique mi idea de que era Inés, porque tenia unas tetas muy grandes, me quede ahí un rato, mientras con la otra mano bajaba por su vientre asta su pubis, me arrodille y baje mi las manos por sus muslos asta las rodillas, los subí por la parte interna asta encontrarme con su calurosa conchita, pero primero me quede jugando un ratito con los pelitos, los cuales estaban muy rizados. Después finalmente me dedique totalmente a su vagina, primero le tocaba los labios, después fui introduciendo muy despacio un par de dedos dentro de su cálida y totalmente empapada vagina, y empecé un entra t sale infernal, después empecé a masajearle el clítoris, asta que acabo justo sobre mis manos, que luego se las puse un su propia boca para que pueda saborear sus líquidos, aunque ella trataba de no gritas se sentía que estaba gimiendo por dentro, estaba encantada.
Luego de divertirme un ratito con ella dije quien era, y no me equivoqué.
Después le toco el turno a Angélica, y tenia que adivinar a Jorge, ella no fue tan paciente como yo, y enseguida fue a su pene, por su cara ya se había dado cuenta quejen era, además de por al estatura porque tenia la chota mas corta que la mía, peor mas ancha. Ella no le masturbo, solamente la tocaba, la masajeaba un poquito, pero no mucho, como para que se caliente mucho, que sin duda lo logro. Ella enseguida dijo quien era. Aunque no habíamos terminado el juego, decidimos pasar a otro porque ese no tenia mucho sentido.
Y empezamos otro juego, yo saque un juego de niños que había traído, especialmente porque tenia muchas preguntas, entonces empezamos a hacer preguntas. Primero Jorge le hizo un pregunta a su esposa, ella la contesto mal (a propósito supongo) y de prenda tenia que chaparle la pija a Jorge, ella empezó a meter y sacar la pinga de jorge muy rápidamente en al boca, era una experta, se notaba que no era la primera vez. Mientras ellos seguían así, yo le ice una pregunta a Angélica, ella contesto mal, esta vez se noto mucho que fue a propósito, peor eso no importaba. Yo estaba tan caliente que revolee el juego ala mierda y tome a mi novia por la cintura, la atraje asta mi, le di un enorme beso, mientras que con la otro mano le iba tocando el clítoris, la acosté en un colchón, pase sus piernas sobre mis hombros, me agarre la pija con una mano y la dirigí hacia la entrada de si vagina. Esta estaba tan lubricada que no tubo ninguna dificultas para entrar, mientras que con la otra mano le sobaba las tetas, ella gritaba de placer, empecé un entra y sale con todas mis fuerzas que izo que Angélica tuviera un gran serie de orgasmos seguidos. Cuando mire para el costado, vi a Inés que estaba tragando todo el semen de Jorge, al terminar, su pija seguía erguida, entonces la puso en cuatro patas, se chupo un poco el dedo y empezó a masajearle el ano para relajarlo. Agarro su pene lo puso a la entrada del agujero del culo, agarro a Inés por la cintura y le metió la pija de un gol pe asta el fondo, se podía ver como sus pelotas chocaban contra el culo de Inés cada vez que entraba.
Yo estaba por terminar, entonces saque rápido mi chota de la concha de Angélica y se la puso entre las tetas, le agarre las tetas muy fuerte y empecé a hacer una gran turca, para acabar rápidamente en al boca, cara y el cuello de ella.
Yo me senté en un costado para descansar un minuto, mientras que Angélica se dirigió hacia donde estaba Inés u le digo unas palabras al oído. No se que el habría dicho, pero un segundo después Angélica se acostó abajó de Inés, y empezó a sobarle las tetas, mientras le daba un fuerte beso. Yo nunca había presenciado una torilla, pero me encanto, y lo mejor es quien lo hacia era mi mujer. Esto me puso a full, con la chota parada de nuevo, corrí a Angélica y le puse mi pija en la boca de Inés, mientras le comía la concha a mi novia, y esta le sobaba las tetas a Inés, (era como una cadena).
Jorge saco al pija del culo a Inés, la llamo a Angélica, que me dejo a mi enseguida y se fue con Jorge que le metio la pinga por la conchita asta es estomago.
En ese momento se me ocurrió una idea, y fui a decírsela a Angélica, le pregunte si se la podía meter por el culo, ósea que tenga una doble penetración, ella me dijo que si, que el encantaría, entonces pe puse de frente a Jorge detrás de Angélica y empecé a meterle un dedito en el culo, después de que se abrió un poco le metí otro mas, y después los saque y fui metiendole muy despacito mi pija, se notaba que le dolía mucho, pero estaba disfrutando como nunca.
Inés que había quedado sola, enseguida puso su conchita en la cara de Angélica para que probara se la comiera. Ósea que Angélica estaba siendo cogida por Jorge, yo me al estaba culeando mientras ella le comía la concha a Inés. Nunca la visto tan excitada.
Jorge ya había acabado fuera de Angélica, mas específicamente en su cara. Yo le había llenado el recto de mi leche, y Inés la cara de su líquidos. Ella estaba que no daba mas.
Paramos un momento, para tomar unas copas.
Nos vestimos, nos saludamos y nos fuimos.
Esa noche Angélica durmió como una bebe, yo también, nos despertamos a eso de las 12 del mediodía y empezamos a comentar sobre la noche anterior.
Ella me dijo que la había disfrutado como nunca, especialmente el momento que estábamos todos arriba de ella, y que no podía esperar asta el otro viernes para repetir la experiencia.
cam porno
sexole
livejasmin
cam4
bongacams
sexy webcam
sexo en vivo
webcams amateurs
chat porno
webcam chicas
fakings
cumlouder
rubias
putalocura
culioneros
toroporno
zorras
petardas
cerdas